¿Cuál es la oración para dormir tranquilo y protegido?

Cuál es la oración para dormir tranquilo y protegido

Dormir bien es una necesidad básica para nuestra salud física y mental. Sin embargo, muchas veces nos cuesta conciliar el sueño o tener un descanso reparador debido al estrés, las preocupaciones, los problemas o los miedos que nos agobian. En esos momentos, podemos recurrir a la oración como una forma de conectar con Dios y pedirle su ayuda, su paz y su protección.

La oración es una herramienta poderosa que nos permite expresar nuestros sentimientos, nuestras necesidades y nuestros deseos a nuestro Padre celestial, que nos ama y nos cuida. La oración también nos ayuda a confiar en su voluntad, a entregarle nuestras cargas y a recibir su consuelo y su guía.

En este artículo te presentamos algunas oraciones que puedes hacer antes de dormir para sentirte tranquilo y protegido por Dios. Estas oraciones están basadas en los salmos de la Biblia, que son cánticos de alabanza, de acción de gracias, de súplica y de confianza en el Señor. Los salmos nos muestran cómo podemos comunicarnos con Dios en cualquier circunstancia de la vida, y cómo podemos encontrar en él nuestra fortaleza y nuestra esperanza.

Índice

Oración basada en el Salmo 4

Este salmo es una oración de confianza en Dios ante las angustias y las dificultades. El salmista expresa su certeza de que Dios lo escucha y lo libra cuando lo invoca, y le pide que le conceda la paz y la seguridad que necesita para dormir bien.

Puedes hacer esta oración antes de acostarte:

Señor, tú eres mi Dios y mi Rey,
te ruego que escuches mi voz cuando te llamo.
Tú eres el que me hace justicia,
el que me libra de mis enemigos,
el que me muestra tu favor y tu gracia.

Muchos son los que me dicen:
"¿Quién nos hará ver la felicidad?"
Pero yo sé que la alegría viene de ti,
que tú eres el que iluminas mi rostro
con el resplandor de tu presencia.

Señor, tú me has dado más de lo que pido,
más de lo que espero,
más de lo que merezco.
Tú me has bendecido con tu amor,
con tu bondad,
con tu fidelidad.

Por eso, en paz me acostaré y así mismo dormiré,
porque solo tú, Señor, me haces vivir confiado.
Tú eres el que cuida de mí,
el que vela por mi sueño,
el que me protege con tu poder.

Gracias, Señor, por tu paz y tu protección.
Gracias por tu presencia y tu consuelo.
Gracias por tu oído atento y tu respuesta pronta.
En el nombre de Jesús, amén.

Oración basada en el Salmo 91

Este salmo es una oración de protección y de seguridad en Dios. El salmista declara su fe en Dios como su refugio y su fortaleza, y proclama las promesas de Dios para los que confían en él. El salmista afirma que Dios lo libra del peligro, lo cubre con sus alas, le envía sus ángeles y lo bendice con la vida eterna.

Puedes hacer esta oración antes de dormir:

Señor, tú eres mi refugio y mi fortaleza,
mi Dios, en quien confío.
Tú eres el que me salva del lazo del cazador,
del azote de la peste,
del terror de la noche,
del flechazo que vuela de día.

Tú eres el que me cubre con tus plumas,
el que me cobija bajo tus alas.
Tu fidelidad es mi escudo y mi defensa.
No temeré el mal, ni la angustia, ni la destrucción.

Porque tú has dicho: "Yo te libraré,
te protegeré, porque has puesto tu amor en mí.
Te responderé cuando me llames,
estaré contigo en la aflicción,
te glorificaré y te daré larga vida,
y te mostraré mi salvación".

Señor, yo creo en tus promesas,
yo confío en tu poder,
yo me refugio en tu amor.
Tú eres el que me guarda de todo mal,
el que me rodea con tus ángeles,
el que me da la victoria sobre mis enemigos.

Gracias, Señor, por tu protección y tu seguridad.
Gracias por tu presencia y tu ayuda.
Gracias por tu palabra y tu promesa.
En el nombre de Jesús, amén.

Oración basada en el Salmo 23

Este salmo es una oración de confianza y de gratitud en Dios como el buen pastor. El salmista expresa su seguridad de que Dios lo guía, lo provee, lo restaura, lo consuela y lo acompaña. El salmista también celebra la bondad y la misericordia de Dios, y su esperanza de habitar en su casa para siempre.

Puedes hacer esta oración antes de ir a la cama:

Señor, tú eres mi pastor,
nada me faltará.
Tú eres el que me hace descansar en verdes pastos,
el que me conduce a aguas tranquilas,
el que restaura mi alma.

Tú eres el que me guía por sendas de justicia,
por amor de tu nombre.
Aunque ande en valle de sombra de muerte,
no temeré mal alguno,
porque tú estás conmigo.
Tu vara y tu cayado me infunden aliento.

Tú eres el que preparas mesa delante de mí,
en presencia de mis angustiadores.
Unges mi cabeza con aceite;
mi copa está rebosando.

Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán
todos los días de mi vida,
y en la casa de Jehová moraré por largos días.

Gracias, Señor, por tu cuidado y tu provisión.
Gracias por tu guía y tu restauración.
Gracias por tu consuelo y tu compañía.
En el nombre de Jesús, amén.

Estas son algunas oraciones que puedes hacer para dormir tranquilo y protegido por Dios. Recuerda que Dios te ama y te escucha, y que él tiene el control de todas las cosas. Confía en él, entrégale tus preocupaciones y recibe su paz. Que tengas dulces sueños y un despertar bendecido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir