Comunidad de Valparaíso

 

Hacia fines del s. XIX, los Misioneros Redentoristas, con la ayuda de lo alto y con los   refuerzos enviados desde Francia seguían acrecentando sus huestes. A comienzos del siglo XX más de 60 seminaristas se preparaban al sacerdocio y también habían comenzado a ingresar algunos chilenos. Aunque desde Chile se repartía el personal hacia otros países, fue necesario pensar en nuevas fundaciones.

Se eligió Valparaíso por su importancia pastoral en la línea del carisma redentorista. Como en las otras fundaciones, también en el Puerto se buscó a los pobres y a los más desvalidos. Eligieron el cerro Cordillera que está situado sobre el famoso barrio de la Iglesia Matriz o Plaza Echaurren con su mercado callejero, sus gritos y sus olores de puerto. Los habitantes del Cordillera eran marinos, pescadores, cargadores y obreros portuarios junto con sus familias.

Los Misioneros, en Diciembre de 1903, se ubicaron primero en una casita estrecha y provisoria junto a una capilla llamada de Santa Ana, que aún subsiste. Luego adquirieron, con la ayuda de los vecinos y bienhechores, un terreno más amplio, donde se encuentran en este momento y se dieron de lleno a la tarea de construir casa y templo. Los planos y los trabajos de construcción estuvieron bajo la dirección de los Hermanos Redentoristas Jerónimo y Huberto. El 27 de Mayo de 1904 se trasladaron a la nueva residencia y aunque el terrible terremoto del 6 de Agosto de ese mismo año dejó a medio Valparaíso en el suelo, la construcción de los Padres no sufrió estragos irreparables. Sin embargo, en 1912, el nuevo templo aún no estaba terminado, a causa de las dificultades y del costo que significaba subir el material hasta el lugar de la construcción. No esperaron más y ese mismo año inauguraron la casa del Señor así como estaba y retomaron con renovado entusiasmo las labores pastorales en el barrio.

No fue un trabajo fácil, pero, poco a poco, los religiosos llegaron al corazón de sus feligreses con su estilo sencillo y familiar. Una de las primeras obras fue fundar la Súplica Perpetua que se inició con 140 socias y al mismo tiempo se dio inicio al catecismo con la participación de alrededor de 300 niños del sector.

Años más tarde se creó la Parroquia del Perpetuo Socorro (1953) que asumió la comunidad, y cuyos límites abarcan casi la totalidad del cerro Cordillera. Con ella se introdujo toda la organización pastoral, con las obras de ayuda social y las de carácter deportivo, como el club San Gerardo. Paulatinamente fueron surgiendo en los barrios, pequeñas capillas y asociaciones pastorales y posteriormente, las dinámicas Comunidades de Base.

Algunos sacerdotes dejaron una huella profunda en la gente del cerro. El Padre Gabriel Correa, para nombrar sólo uno, conocido en todo el puerto y en la ciudad, continúa siendo para muchos el modelo del hombre de Dios puesto al servicio de los más pobres. Falleció en 1996 contando con el reconocimiento de la ciudad y dejando en el corazón de todos una inmensidad de lindos recuerdos.

Las crónicas del convento nos dan cuenta de las labores Misioneras realizadas en otras parroquias de la diócesis y en otros lugares más apartados. Desde el cerro abarcaron el valle de Aconcagua e incursionaron hacia los poblados del Norte Chico y las salitreras llevando la Buena Nueva de Salvación a miles de hermanos.

Informaciones sobre la presencia redentorista en Valparaíso:

Comunidad     :           P. Wilson Cuello B. Superior Local y párroco

                                   P. Anselmo Duarte D.

                                   P. José Padilla C.

 

Parroquia                    : Ntra. Sra. Del Perpetuo Socorro

Dirección                    : San Alfonso nº 24 – Cerro Cordillera

Teléfono                     : 32-2234202

Correo Electrónico     : comunidadvalparaiso@redentoristas.cl

Número de Capillas    : 2

Nombres Capillas       : - San Gerardo

                                     - San Alfonso



© 2012-2013, Diseñado por Birtualia.com