Comunidad de Cauquenes

 

Los primeros Redentoristas llegaron a Cauquenes en 1891, cuando era un          pueblito de apenas 7.000 habitantes, rodeado de viñedos, de chacras y de bosque nativo. Se instalaron en una casa un tanto estrecha e incómoda, gentilmente cedida por un sacerdote del lugar, el presbítero Bartolomé Villalobos. Durante casi diez años vivieron en esa casa con una serie de problemas y limitaciones de orden material que hacían muy difícil un apostolado efectivo. Se pensó, en un momento, en que había que abandonar la fundación. Sin embargo, con el entusiasmo del P. Agustín Vargas, recientemente ingresado desde el clero de Talca, volvió el optimismo a la comunidad cauquenina. Se organizaron ejercicios espirituales que tuvieron un éxito asombroso y se dio comienzo a las Misiones en el amplio territorio circunvecino. Se puso en marcha la construcción del nuevo convento y del templo bajo la dirección de los Hermanos de la Congregación, venidos de Francia.

En 1899, el 24 de Septiembre, se trasladaron al nuevo convento, levantado con el aporte de la Congregación y el esfuerzo generoso de muchos feligreses. Era un edificio imponente, de dos pisos, construido sobre la parte más alta del pueblo, en un cuadrilátero cercano a los cincuenta metros, edificado en torno al tradicional jardín interior y cerrado por el templo en el costado sur. Las altas torres llenaron con el mensaje alegre de sus campanas los pueblos y aldeas que alegran los pequeños valles. La cordillera de la costa con su ropaje verdinegro de la montaña cubre el lejano horizonte del poniente.

La gente, sencilla y piadosa, recibió a los misioneros con gran cariño respondiendo con entusiasmo a sus llamados a vivir la fe con mayor fidelidad. Muy pronto organizaron la Súplica en honor de María del Perpetuo Socorro y Los Socios de San José, para los hombres. El fervor y el entusiasmo llenó en poco tiempo de socios y socias dichas instituciones que funcionaban separadamente para la gente del pueblo y los del campo.

Especial importancia y éxito tuvieron los Retiros para hombres y las Misiones dadas en todos los rincones del la zona, en las parroquias y pueblos vecinos. Las grandes fiestas litúrgicas, las novenas, las celebraciones patronales y las misiones predicadas a los hombres y a las mujeres en forma separada y en tiempos diferentes, llenaban a plenitud las tres naves del templo recién construido. El terremoto de 1939 dejó a mal traer el convento y la Iglesia. Fue necesario eliminar parte el segundo piso, rebajar y reforzar las torres, asegurar murallas y modificar el ábside del templo. Y la obra de Cristo continuó adelante.

La ciudad ha crecido y el convento pasó a ser parroquia, manteniendo como titular a San Alfonso María de Ligorio. Desde ese entonces, la Iglesia y la residencia de la comunidad religiosa ha sido un espacio de construcción de una comunidad creyente que anuncia a Jesucristo y fortalece la fe de las personas que componen la parroquia.

El terremoto de 2010 dañó gravemente la Iglesia y el antiguo convento. Este último fue completamente demolido, sus muros se han llevado parte de la historia de una comunidad, pero sus recuerdos seguirán siendo transmitidos oralmente por los mismos cauqueninos que tuvieron cercanía con los redentoristas que han servido a esa comunidad. El templo está en reconstrucción (año 2012), y se espera vuelva a lucir muy pronto como lucía en los primeros tiempos, con los elementos arquitectónicos que la caracterizaban antes de las reformas realizadas a raíz de los daños ocasionados por primer terremoto que debió afrontar (1939). Este nuevo templo reconstruido será también signo de esperanza para un pueblo que lentamente comienza a levantarse y que busca salir fortalecido de la dolorosa experiencia de febrero de 2010.

 

Informaciones básicas sobre la presencia redentorista en Cauquenes:

 

Comunidad                 : P. Benito Tapia E. Superior y Párroco

                                      P. Oscar Guevara A.

                                     P. Eduardo Villagran V.

                                     Hno. Rigoberto Arqueros C.

 

Parroquia                    : San Alfonso

Dirección                    : Montt nº 121

Teléfono                     : 73-513967

Correo Electrónico     : comunidadcauquenes@redentoristas.cl

 

Número de Capillas    : 17

 

Nombre Capilla          :

 

Sector Urbano

-                     Sede Parroquial San Alfonso

-                     San Clemente

-                     Nuestra Señora de Lourdes

-                     San Alberto Hurtado

-                     Ntra. Sra. del Perpetuo Socorro de Retulemu

-                     San Gerardo de Santa Sofía

-                     Nuestra Señora de Pompeya

-                     Comunidad de Los Robles

-                     Comunidad de Los Acacios

-                     Comunidad Los Escritores

-                     Hospital (Atención de Misas)

 

Sector Rural

-                     Ntra. Sra. del Perpetuo Socorro de La Vega

-                     San Miguel

-                     Virgen de Mayo de Cabrería

-                     Ntra. Sra. de Guadalupe del Trozo De Cayurranquil

-                     San Gerardo. Km. 8, Camino a Chanco

-                     Escuela Pilén Alto

-                     Pilén Bajo



© 2012-2013, Diseñado por Birtualia.com