En una Vigilia Pascual virtual, los feligreses desde sus hogares siguieron la celebración presidida por don Pedro Ossandón, obispo Administrador Apostólico de la Diócesis de Valparaíso en la Iglesia Catedral.

En la Iglesia Catedral, don Pedro Ossandón, Administrador Apostólico de la Diócesis de Valparaíso, celebró la Solemne Vigilia Pascual. En ella también estuvo presente el pbro. Dietrich Lorenz, Rector de la Iglesia Catedral.

La ceremonia se inició con la Liturgia de la Luz; en ella, Mons. Ossandón encendió el Cirio Pascual comenzando la Vigilia Pascual en la que esperamos la Resurrección del Señor en vigilia. En la Liturgia de la Palabra se realizaron las lecturas con sus salmos y oraciones. Estas lecturas nos preparan para el momento importante de la Santa Misa de la Resurrección que se inició con el Gloria.

En su homilía don Pedro Ossandón señaló que “Gracias a la victoria de Jesús resucitado sobre la muerte, el pecado y lo que nos oprime, es que la Iglesia santa de Dios hace todo lo que Jesús le enseñó y encomendó. En esta Solemne Vigilia Pascual, la Iglesia celebra para nuestro gozo y esperanza a Cristo, luz del mundo encendiendo el fuego e iluminando con el cirio pascual las tinieblas que el pecado había sometido en nuestra vida”.

En su reflexión, nos invita a que dejemos que Jesús nos entregue su amor desbordante y santo el que nos anima y nos guía para servirlo a él en nuestros hermanos. “El dolor de las familias que han perdido un ser querido por el Covid 19, la angustia de los que se han enfermado por este virus, el extremo cansancio de los que nos cuidan y defienden en los hospitales y en las ciudades, con todos los servidores públicos y personas de buena voluntad, el agotamiento generoso de tantos que en estos tiempos se han organizado para compartir el pan con el hambriento, el hogar con el forastero y los brazos abiertos con los que más sufren. Todos ellos, todos nosotros recibimos el amor incondicional y desbordante de Jesús resucitado”.

Recordó lo que nos dice San Pablo. “Les pido que hagan perfecta mi alegría permaneciendo bien unidos, tengan un mismo amor, un mismo espíritu, un único sentir. No hagan nada por ambición o vanagloria, antes con humildad estimen a los otros como superiores a ustedes mismos, nadie busque su interés sino el de los demás, tengan los mismos sentimientos de Cristo Jesús quien a pesar de su condición divina no hizo alarde de ser igual a Dios sino que se vació de sí y tomó la condición de esclavo, haciéndose semejante a los hombres y, mostrándose en figura humana se humilló, se hizo obediente hasta la muerte y una muerte en cruz, por eso Dios lo exaltó y le concedió un nombre superior a todo nombre para que ante el nombre de Jesús toda rodilla se doble en el cielo, la tierra y el abismo y toda lengua confiese Jesucristo es Señor para gloria de Dios Padre”.

Después de la homilía, Mons. Pedro Ossandón realizó la Liturgia Bautismal en la que bendijo el agua e invitó a que todos desde sus hogares renovaran las promesas bautismales.

Fuente: Comunicaciones de Valparaíso

Valparaíso, 03-04-2021

 

 

MISIONEROS REDENTORISTAS

Congregación del Santísimo Redentor

Provincia Santiago de Chile

Av. Blanco Encalada 2950, Santiago

Teléfono: (2) 26890469

Facebook: Misioneros Redentoristas Chile

YouTube: Misioneros Redentoristas Chile